Cosas hermosas mostrándonos sus terribles ojetes.