adConfig.container = '.post-content';adBlock.push({ type: 'block', container: '#zeti-boxy-container', count: 1, template: [ '', '[img]%image%[/img]', '%title%', '%url%', '%description%', '' ].join('')});.t-single-block { clear: both; display: block; font-weight: normal; line-height: 1.2; padding: 30px 0; text-decoration: none;}.t-single-block:hover { text-decoration: none;}.t-single-block img { border: 1px solid #dfdfdf; float: left; margin: 0 10px 0 0; padding: 3px; width: 75px; height: 75px;}.t-single-block h3 { color: #006595; font-size: 19px; font-weight: bold; margin: 5px 0 0; text-decoration: underline;}.t-single-block span { color: #2ba94f; display: block; font-size: 17px; margin: 0 0 6px;}.t-single-block p { color: #000; font-size: 17px;}

Ana Lucía Domínguez tenía 20 años cuando su belleza sacudió la pantalla chica. Fue en 2003 al interpretar un recordado papel que le valió el premio Mara de Oro de Venezuela a la*
"Mejor Actriz Extranjera"
*en la novela*
"Pasión de Gavilanes"
.
Desde ese entonces, la carrera de Domínguez fue un camino ascendente sin reparos. Hizo de todo, actuó, bailó, se caso con famosos y se divorció de famosos hasta que decidió que era hora de mostrar una faceta oculta: desnudarse.
Ni lerda ni perezosa, la colombiana eligió la exitosa revista centroamericana SoHo para lucir sus bellas curvas sudamericanas. Es hora de disfrutarla.